Noticias

12/10/2018

EL GOBIERNO APUNTA A VENDER MÁS EN EL MUNDO Y HACE GUIÑOS A LA AGROALIMENTARIO

El nuevo escenario económico del país revaloriza a las exportaciones como la gran ventana, ya no sólo para la inserción en el mundo sino también, en términos mucho más cruciales, como fuente de empleo y de dinero para afrontar las desequilibradas cuentas fiscales. En ese marco, el Gobierno nacional apuntó sus mejores cañones este jueves a poner en marcha el plan Argentina Exporta, con el que busca sumar más mercados e incrementar la cantidad de empresas que venden sus productos al exterior. Lo hizo con un acto en el CCK en el que estuvo el presidente Mauricio Macri y sus ministros Dante Sica (Producción) y Jorge Faurie (Relaciones Exteriores),

En el Gobierno tienen la certeza de que la recuperación del crecimiento de Argentina a partir de 2019 dependerá de las exportaciones y no quieren perder tiempo. En pos de ello se hicieron algunos guiños a la potencialidad agroalimentaria, por ejemplo con menciones en la conferencia de prensa, de Sica sobre las posibilidades para las carnes y la leche, y de Faurie en relación a maquinaria agrícola.

El responsable de Producción dijo puntualmente que "antes de fines de año se sumarían 20 frigoríficos más a los 28 ya habilitados para exportar carne bovina a China", y remarcó que las ventas externas incluirán también carne porcina. En relación a la leche, primero se excusó diciendo que era un producto que hasta ahora no estaba en su área temática, pero que próximamente se reunirá con representantes del sector, para explorar posibilidades de crecimiento para la cadena láctea.

En tanto, el canciller, en medio de la conferencia de prensa dedicó menciones a los mercados africanos para la maquinaria agrícola, la demanda de carne aviar en la zona del Golfo Pérsico y hasta recomendó cuidar la calidad de la producción citrícola.

Más allá de los productos, Sica amplió el área de acción de Marisa Bicrher, la funcionaria encargada de abrir mercados en el disuelto "ministerio del campo" que ahora ampliará su radio de acción a todas las demás áreas exportadoras, como Secretaria de Comercio Exterior. Proveniente de la Fundación Pensar, la principal usina de funcionarios del PRO, Bircher estaba en Agroindustria desde los tiempos de Ricardo Buryaile. Ultimamente dependía de Luis Miguel Etchevehere, y ahora pasó a ser una virtual viceministra de Sica.


Ejes del plan

Los números que maneja el Gobierno muestran que las empresas exportadoras generan hasta tres veces más empleo que las no exportadoras y pagan salarios 20% más altos. Sica subrayó que la intención es "triplicar las exportaciones para el 2030 y cuadriplicar la cantidad de empresas que exportan".

En Argentina exportan 9.600 empresas, 5.500 menos que las que vendían al exterior en 2007. El objetivo es que haya 40.000 exportadores en 2030. Y que para entonces el monto exportado suba de los US$ 72.000 millones de 2017 a US$ 200.000 millones.

Para dar el salto, uno de los caminos será tejer más acuerdos comerciales y en ese sentido esperan de Bircher una ampliación de la gestión que venía haciendo en Agroindustria. El país tiene convenios sólo con el 9% del PBI mundial, mientras que Chile tiene acuerdos con el 88%. "Argentina está entre las quince economías más cerradas del mundo", dijo Sica .

“Una de las tareas de la Cancillería es buscar nuevos mercados y lograr reabrir algunos que habíamos perdido. Desde 2016 llevamos más de 150 aperturas en 50 mercados de todos los continentes para productos que tienen impacto directo en las economías regionales", indicó Faurie.

Uno de los puntos a favor para que las exportaciones crezcan es que hoy el tipo de cambio real es 80% más alto que antes de la salida del cepo. Pero con un dólar alto no alcanza. Por eso, el Gobierno recalca que aumentará el financiamiento para los exportadores. Como dato, aportan que los créditos del BICE pasaron de US$ 125 millones en 2015 a US$ 345 millones este año.

"Estamos trabajando para mejorar el acceso al financiamiento. Vamos a continuar con los créditos subsidiados y profundizar la estrategia de compra de cheques diferidos", dijo Sica. El ministro se refirió al fideicomiso que armaron para comprar cheques de pymes que están avaladas por sociedades de garantía recíproca o por las grandes empresas a las que estas pymes proveen. "Ese mercado de compra de cheques no movía más de $200 millones por día y hoy está en $500 millones, eso permitió estabilizar la tasa entre 35 a 38%. Generamos una tasa muy competitiva", subrayó.

Otra de las iniciativas para facilitar las exportaciones se basa en simplificar los trámites. Por eso prometieron ampliar la ventanilla única digital para que en un año el 90% de las gestiones para exportar puedan hacerse de manera digital.

Macri puso el acento en que "hay que dejar atrás la máxima de que las pymes son buenas y las empresas grandes son malas. Eso genera el mensaje de que si las pymes crecen se transforman en malas. Llevamos años de ese discurso berreta de resignación. Fortaleciendo la capacidad de exportar vamos a fortalecer a la Argentina."


Fuente: Clarín

volver